Back
Piel; arrugas; antienvejecimiento; ácido hialurónico
Publicado en Jun 15, 2020

Envejece de forma saludable

Índice de contenidos
¿Por qué pierde calidad la piel?
Medidas para combatirel envejecimiento

 

Cada día son más los factores externos que afectan al aspecto de tu piel que, con el paso del tiempo, puede llegar a mostrar un aspecto envejecido y apagado que reste atractivo a tu rostro.

El paso de los años causa, junto con determinados factores ambientales, una serie de procesos internos que desembocan en el estrés oxidativo. A su vez, éste provoca un desequilibrio en nuestras defensas antioxidantes que conduce al envejecimiento, que no es más que la progresiva pérdida de tejidos y funciones de los órganos2.

Por suerte, existen diferentes formas de ayudar a combatir el envejecimiento cutáneo que se encuentran al alcance de cualquiera y que puedes emplear para que la piel tenga un aspecto fresco y saludable.

Tal como recomiendan desde el Departamento de Farmacia y Tecnología Farmacéutica de la Universidad de Granada, no solo existen tratamientos reparadores sino también preventivos e incluso compuestos que pueden cumplir ambas funciones3.

¿Por qué pierde calidad la piel?

Además del paso del tiempo existen otros factores externos que afectan a la calidad de la piel, tanto en lo positivo como en lo negativo4.

Algunos de los motivos más frecuentes de la pérdida de la calidad de la piel son4:

Factores ambientales

Estos factores son todos los que se encuentran a nuestro alrededor e incluyen a la contaminación, las condiciones del clima (calor o frío excesivo) y el uso indebido del aire acondicionado 1.

Los malos hábitos de estilo de vida y contaminación provocan un incremento en la producción de diferentes radicales libres responsables, en parte del envejecimiento prematuro de la piel y acentuando sus aspectos negativos5,6,7.

El estrés provoca una respuesta química en el cuerpo que provoca que la piel sea más sensible y reactiva. Así se puede favorecer la producción del cortisol y otras hormonas que incrementan la producción de grasa dando lugar al acné y a las espinillas8.

El tabaco influye en el envejecimiento piel, como por ejemplo la piel de la cara. El consumo de tabaco aumenta la aparición de arrugas y favorece la pérdida del volumen de la cara que es característico del proceso de envejecimiento. También sabemos que un consumo elevado de alcohol acelera el envejecimiento facial9.

Además, reduce la producción de colágeno de la piel y la capacidad de cicatrizar ya que la sangre encuentra problemas para llegar a todos los vasos sanguíneos3.

Factores fisiológicos

La piel cambia de forma natural con el paso del tiempo. Conforme envejecemos, la piel muestra un aspecto más áspero y flácido debido a la pérdida de tejidos elásticos de la piel. Además, se ve transparente por el adelgazamiento de la dermis y, por tanto, más frágil10,11.

Pero también la genética tiene un papel importante aquí y es que algunas personas muestran predisposición a tener problemas específicos de la piel como, por ejemplo, la aparición de arrugas en una edad temprana3,11.

Medidas para combatirel envejecimiento 

El envejecimiento es un proceso natural y a día de hoy no existe forma de retrasarlo2.

Sin embargo, ciertas recomendaciones pueden favorecer un buen envejecimiento y/o mitigar sus signos.

Reducir la exposición a los rayos solares

El daño provocado por la exposición prolongada y diaria a los rayos ultravioleta se llama fotoenvejecimiento. Una medida muy sencilla de minimizar el estrés oxidativo sobre la piel es reducir su exposición a los rayos solares 3,10,11.

La piel tiene sus propios mecanismos para defenderse de los efectos negativos de la exposición solar, como la reflexión y dispersión de la radiación o la pigmentación. También existen apoyos externos, como los protectores solares, que dejan pasar solamente la radiación necesaria para la formación de una autodefensa mediante la pigmentación4. Por ello, siempre que se está expuesto al sol es recomendable utilizar protección.

Una Dieta Sana y equilibrada

Una dieta sana y equilibrada es otra medida que puede ayudar con el envejecimiento de la piel. La reducción de las calorías ingeridas, así como la calidad de los alimentos, influyen en el envejecimiento porque fuerzan al organismo a optimizar el uso de los recursos2,10.

Una de las opciones es apostar por alimentos ricos en antioxidantes. Frutos como los cítricos, las verduras de hoja y los frutos secos son algunos ejemplos. Además, se ha visto una acción sinérgica entre el uso de antisolares y antioxidantes como protectores del colágeno y la matriz extracelular11.

Antioxidantes

Los antioxidantes más comunes incluyen a las vitaminas A, C y E, así como la coenzima Q102. Estos no retrasan el proceso de envejecimiento per se, pero contribuyen a incrementar la longevidad. Los compuestos antioxidantes son una defensa frente a la acción de los radicales libres, que como hemos visto, aceleran el envejecimiento2.

Coenzima Q1013

Se trata de un antioxidante que se encuentra presente en todas las células humanas y que se encarga de producir energía para todo el cuerpo, además de eliminar radicales y proteger el ADN del daño de la oxidación.

Los niveles de la coenzima Q10 disminuyen con el paso de los años, algo en lo que también colaboran los rayos ultravioletas. Por ello, es beneficioso recuperarlo.

Retinol

El retinol es un derivado de la vitamina A. Sabemos que el retinol puede mejorar la calidad de la piel y producir un aumento de colágeno, lo que explicaría su efecto antienvejecimiento.

Tanto en serum, como en crema, el retinol parece que mejora el aspecto general de la piel, y reduce pequeñas arrugas

Vitamina C o ácido ascórbico3,16

Esta vitamina soluble en agua es capaz de inactivar los radicales libres movidos por los rayos ultravioleta. Así, se podría evitar el envejecimiento prematuro de la piel y que las células se degeneren. Además, ayuda a recuperar la vitamina E.

La vitamina C estimula el efecto y las funciones propias del colágeno tales como sujeción y elasticidad.

Ácido Hialurónico3

El hialurónico es un compuesto que da estructura a la piel.

El ácido hialurónico ayuda a que la piel mantenga su hidratación y que, por tanto, disminuya la posibilidad de que aparezcan arrugas debido a la sequedad y pérdida de volumen ocasionadas por el paso de la edad.

Este polisacárido permite que los nutrientes principales de la piel sean absorbidos y transportados de la forma adecuada por ésta. El paso del tiempo hace que disminuya la capacidad de absorción de agua de la piel haciendo que ésta se deshidrate y pierda elasticidad y tersura.

Cuidado habitual de la piel10

Cada edad y cada piel necesita una atención determinada.

Para llegar a la madurez con una piel fresca y sin arrugas se necesita el uso de productos adecuados a cada edad y tipo de piel acompañados de una buena limpieza diaria de la piel.

ES-JUV-2050002