Back
Publicado en Jul 13, 2020

El cuidado de la piel en hombres

Índice de contenidos
Ácido hialurónico en el hombre
Ojera
Mandíbula
Mentón
Mejillas/pómulos

Consideraciones estéticas en el hombre

El aumento de la esperanza de vida, así como el desarrollo de procedimientos estéticos eficaces, seguros y mínimamente invasivos ha llevado a un aumento considerable del número de procedimientos estéticos que se realizan anualmente1,2. Los procedimientos estéticos ya no son percibidos como un rechazo a la propia identidad, sino como una opción más para mejorar y realzar la belleza natural3.

En la actualidad, los hombres prestan una mayor atención a su apariencia estética. Sin embargo, sus necesidades estéticas son diferentes a las de las mujeres4.

Existen diferencias significativas entre hombre y mujeres tanto en la anatomía esquelética, la masa muscular, el grosor de la piel y la distribución de grasa, lo que hace que el enfoque estético del paciente masculino sea diferente del femenino4. El éxito del tratamiento estético en el hombre requiere precisamente que los médicos reconozcan estas diferencias y establezcan los objetivos del tratamiento4.

Antes de comenzar un tratamiento estético, tanto para mujeres como para hombres, es necesario4:

  • Identificar correctamente las áreas y regiones a tratar.
  • Respetar las proporciones y simetría de la cara.

El objetivo en el uso de rellenos dérmicos de ácido hialurónico, además del mencionado conocimiento de las diferencias entre géneros, es mantener el equilibrio entre la masculinización y la feminización de la cara, ya que la alteración de ese equilibrio podría dar lugar a un resultado estético no deseado4,5. En el hombre, el ácido hialurónico puede ser útil para crear o restablecer volúmenes, aunque en el tratamiento del tercio medio de la cara hay que evitar dar demasiado volumen en los pómulos4,5. A diferencia de la mujer, el tratamiento del labio superior se evita generalmente en los hombres debido al riesgo de feminización5.

El enfoque estético para los hombres es diferente al de las mujeres.

Las diferencias estructurales de la cara masculina deben ser respetadas durante cualquier procedimiento estético4,5.

Ácido hialurónico en el hombre

A pesar de que las diferencias estéticas propias de la raza o sociedad6, en general, en el hombre una mandíbula y mentón cuadrados y bien definidos, así como unos pómulos altos y rectangulares, son considerados como estándares de belleza4.

Entre las zonas que más preocupan a los hombres encontramos: frente y entrecejo (líneas glabelares), ojera/unión orbitomalar y, por último, región peribucal y mentón7-9.

Ojera

Para la corrección de la ojera (aspecto de mirada cansada) , su manejo estético requiere no solo de un perfecto conocimiento de la anatomía de la región, sino también de las características de los rellenos para utilizar en este tratamiento 7-9. Al igual que en todos los tratamientos, el tratamiento ha de individualizarse en función de las necesidades y particularidades de cada paciente7-9.

Mandíbula

En el hombre, la línea de la mandíbula es ancha y bien definida con un gran volumen del músculo masetero, lo que le da una apariencia más cuadrada. Vista de frente, la rama mandibular presenta una angulación prominente y debe estar en línea (horizontalmente) con la comisura bucal4.

Los rellenos en esta área tienen como objetivo restaurar o crear volumen para obtener una línea de mandibular más definida7-9.

El tratamiento ayuda a proyectar la mandíbula lateralmente y fortalecerá la línea de la mandíbula, dando como resultado una mandíbula cuadrada que es la deseable en un hombre4,7.

Mentón

La forma y la proyección del mentón impactan en el equilibrio y la armonía facial10. La falta de una adecuada proyección del mentón, denominada retrusión mentoniana, puede considerarse poco atractiva, así como un signo de debilidad de la personalidad10.

Los tratamientos de ácido hialurónico pueden ser utilizados para alargar el mentón y mejorar su proyección anterior11,12. Aumentar esta proyección también ayudará a tensar la piel alrededor del área de la mandíbula. Los bordes laterales de la barbilla también se pueden mejorar, lo que daría como resultado una barbilla más cuadrada, y una mayor definición de la línea mandibular (7-9).

Mejillas/pómulos

Como mencionábamos antes, en el hombre ha de tenerse un especial cuidado, ya que la administración de un volumen elevado de relleno puede llevar a un volumen excesivo y la “creación” de un aspecto “demasiado femenino” 7-9.

ES-JUV-2050250