Back
Medicina estética; facial; tratamientos; ácido hialurónico
Publicado en Jun 15, 2020

¿Qué es la medicina estética?

Índice de contenidos
¿Qué es la medica estética? Definición
¿Quién puede realizar tratamientos de medicina estética?
¿Qué trata la medicina estética?

Es posible que hayas oído hablar de ella, pero no tengas claro qué significa exactamente.

Para entender bien qué es la medicina estética es recomendable echar un vistazo al pasado. La historia de la belleza es tan antigua como la humanidad misma: a lo largo de la historia, las personas han tratado de mejorar su atractivo y realzar su belleza1. De hecho, en las últimas décadas, la medicina estética no sólo ha alcanzado una importancia social creciente, sino también una posición firme dentro de la profesión médica2.

Los primeros pasos para consolidar esta especialidad datan de finales del siglo XX. La medicina estética comenzó a organizarse en 1973, con la constitución de la Sociedad Francesa de Medicina Estética3, mientras que la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) tardó unos años más en ser una realidad. Fue fundada en 1984.

La SEME, reconocida oficialmente por la Unión Internacional de Medicina Estética (UIME), cuenta con más de 1.300 médicos asociados en toda España. En este momento, es la única organización española de esta área médica que cuenta con el reconocimiento de organizaciones europeas e internacionales4.

Si queremos entender la medicina estética a día de hoy no solo debemos tener en cuenta el fortalecimiento del sector. La aceptación social también ha jugado un papel muy relevante. En este sentido, los procedimientos estéticos ya no son percibidos como un rechazo a la propia identidad, sino como una opción para mejorar y realzar la belleza natural5.

,Por ejemplo en los últimos años hemos asistido a un crecimiento sin precedentes en la demanda de procedimientos estéticos. De hecho, los tratamientos mínimamente invasivos, como los rellenos dérmicos de ácido hialurónico, aumentaron en un 10,4%, significativamente más que las operaciones estéticas, que mostraron una ligera disminución del 0,6%6.

Pero antes de entrar en detalles sobre tratamientos o procedimientos, conviene aclarar qué es la medicina estética.

¿Qué es la medicina estética? Definición

Para entender bien en qué consiste es muy importante no confundir la medicina estética con la cirugía plástica, que se define como la especialidad quirúrgica encargada de restablecer la integridad anatómica o funcional del cuerpo humano, alterado por defectos físicos, congénitos o adquiridos1.

La SEME proporciona la definición más concreta para saber qué es la medicina estética: la práctica médico-quirúrgica que aplica las técnicas necesarias para la restauración, el mantenimiento y la promoción de la estética, la salud y el bienestar7.

De hecho, se considera a la medicina estética como una actividad médica especializada, ya que cumple los tres criterios fundamentales que definen a cualquier especialidad médica, a saber: la existencia de una base científica y/o técnica, que veremos un poco más adelante; presentar un objetivo unificado; y la existencia de una demanda social, que ya conoces7.

En este sentido, el objetivo unificado de la medicina estética es la restauración, el mantenimiento y la promoción de la estética, la belleza y la salud, mediante el uso, principalmente, de técnicas no invasivas o mínimamente invasivas, que se realizan en un régimen ambulatorio (que no requiere el ingreso del paciente) y con anestesia tópica o local8.

Ten en cuenta que, en ocasiones, la medicina estética juega un cierto papel preventivo, ya que la mejora del aspecto estético del paciente se ha asociado con una mejora en su calidad de vida9,10.

¿Quién puede realizar tratamientos de medicina estética?

El único título en España que permite el ejercicio es el de Licenciado o Grado en Medicina. Ninguna persona que carezca de esta titulación mínima está capacitada para realizar tratamientos estéticos11.

Sin embargo, no siempre ha sido así. Aunque originalmente diversas intervenciones estéticas fueron asumidas por diferentes especialidades, la complejidad de las técnicas actuales y el número creciente de técnicas y estrategias terapéuticas que fueron surgiendo hizo necesario el desarrollo de una especialización cada vez mayor8.

Desde el punto de vista de la formación reglada, es importante tener en cuenta que existe una formación universitaria específica y diplomas de capacitación expedidos por los Colegios de Médicos y las principales sociedades científicas7. Además, se realizan, tanto a nivel nacional como internacional diferentes congresos de medicina estética cuyo objetivo es presentar las principales novedades terapéuticas de la especialidad, así como discutir los principales aspectos que afectan a su práctica.

Como te explicamos un poco más arriba, la existencia de una base científica es clave para que se considere como una especialidad médica. Pues bien, la medicina estética cuenta con un importante aval científico. Bajo el término «medicina estética» es posible encontrar en la base de datos PubMed casi 13.000 artículos científicos publicados en revistas médicas mediante el uso de las palabras clave en inglés [Aesthetics] y [Medicine] 12.

¿Qué trata la medicina estética?3,7

El segundo elemento clave para comprender qué es la medicina estética es el conjunto de tratamientos que engloba. Entrando en detalles, los campos de aplicación de la medicina estética se extienden a la dermatología estética, la flebología estética, la endocrinología, la nutrición, la cosmetología y, en colaboración con los cirujanos plásticos, la cirugía estética.

Es mejor ver estos campos uno a uno:

  1. Dermatología estética: que está centrada en la prevención y el tratamiento del envejecimiento, ya sea cutáneo o fotoenvejecimiento causado por los rayos de sol en la piel, así como en los tratamientos médico-estéticos de la piel y el cabello, como las arrugas o los pliegues cutáneos. También presta atención a los labios, la flacidez, y a alteraciones circulatorias cutáneas, como los hemangiomas o las arañas vasculares (telangiectasias), hasta la eliminación de tatuajes.
  2. Fleboestética y patología linfática: que consisten en el tratamiento de las varices, las microvarices y las varículas , así como la prevención de la patología linfática.
  3. Endocrinología estética: directamente relacionada con tratamientos vinculados al metabolismo y la celulitis. Por ejemplo, prácticas en torno al sobrepeso y la obesidad, o la lipodistrofia, que es la ausencia focal o general de tejido adiposo.
  4. Obstetricia y ginecología estética: campo que tiene que ver con los consejos estéticos en la menopausia y los consejos estéticos para el embarazo y el post parto.
  5. Estética genital: centrada en la remodelación de labios mayores y menores, la depilación del pubis y tratamientos como el blanqueamiento genital, entre otros.
  6. Tratamientos combinados con cirugía estética: cuya especialidad es la preparación para las intervenciones de cirugía estética, así como la recuperación y el tratamiento posterior a intervenciones en cirugía.

Para llevar a cabo este amplio y especializado catálogo de tratamientos, la medicina estética utiliza técnicas específicas, entre las que destacan las técnicas mínimamente invasivas, como el relleno de ácido hialurónico, los tratamientos láser o los microinjertos de cabello, por ejemplo. Del mismo modo, aplica métodos de dietoterapia, electroterapia, fisioterapia, fitoterapia o mesoterapia, entre otros.

En resumen, esperamos que con este artículo tengas claro qué es la medicina estética, de dónde procede, qué profesionales requiere, cuáles son sus tratamientos y el entorno legal que rodea a esta especialidad médica. 

ES-NON-2050174