Back
Piel; cuidados; verano
Publicado en Jul 13, 2020

¿Cómo cuidar la piel en verano?

Índice de contenidos
Cuidados generales de la piel en verano
Protección solar, fundamental para cuidar la piel en verano
Cuidados de la piel seca

Cuidados generales de la piel en verano

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano que, entre otras funciones, nos protege de factores externos como los gérmenes, las sustancias químicas, la luz solar o los cambios de temperatura1. En la época estival, nuestra piel está más expuesta a la radiación solar y a temperaturas altas. Por eso, algunos hábitos saludables que pueden ayudar a cuidar de nuestra piel en verano son2:

  • Seguir una rutina facial que incluya exfoliación (para eliminar las células muertas), limpieza e hidratación facial, con productos adecuados a nuestro tipo de piel.
  • Protegerse del sol. Como veremos más adelante, es una medida clave para el cuidado de la piel en esta época del año.
  • Beber agua y otros líquidos sin esperar a tener sed, para evitar que la piel se deshidrate.
  • Seguir una dieta saludable, reduciendo el consumo de alcohol y cafeína.

Protección solar, fundamental para cuidar la piel en verano

La radiación solar tiene muchos efectos perjudiciales en la piel, como el envejecimiento, las quemaduras o enfermedades de la piel. Para prevenir estos y otros efectos negativos de la radiación solar, podemos adoptar las siguientes medidas3,4:

  • Evitar la exposición solar entre las 12 del mediodía y las 5 de la tarde.
  • Usar medidas de protección física, como, por ejemplo, gafas de sol o sombreros (estos últimos, si son de ala ancha mejor, ya que pueden proteger nariz, mejillas, barbilla y cuello).
  • Utilizar fotoprotectores (cremas solares) adecuados a nuestro tipo de piel. Estos han de aplicarse sobre la piel seca, unos 20-30 minutos antes de exponerse al sol y es necesario repetir la aplicación cada 2 horas, o bien después de bañarse o sudar mucho.

Cuidados de la piel seca

La luz solar, el aire acondicionado y los baños en la piscina o en el mar son algunas de las causas que favorecen tener la piel seca en verano. Si es este tu caso, toma nota de las siguientes recomendaciones5:

  • Aplica un fotoprotector antes de exponerte al sol (si es resistente al agua, mejor).
  • Dúchate justo después de bañarte en el mar o la piscina.
  • Usa geles de baño y limpiadores faciales suaves.
  • Dúchate (o báñate) con agua templada, no caliente.
  • Aplica una crema hidratante (preferiblemente sin perfume) en los 5 minutos posteriores a la ducha (o baño).
  • Regula el aire acondicionado para que al grado de humedad en casa sea óptimo.

Resumiendo, existen varias medidas que podemos adoptar para cuidar de nuestra piel en verano. Si te surge alguna duda o tienes algún problema en la piel, consulta con un especialista que pueda asesorarte correctamente.

ES-JUV-2050229