Back
Piel; seca; cuidados
Publicado en Jul 6, 2020

Sequedad de la piel: causas y cuidados

Índice de contenidos
Causas de la sequedad de la piel
Posibles prácticas para evitar la sequedad de la piel

Ante la pregunta de por qué es importante mantener un cuidado e hidratación de la piel óptimos, conviene saber que la piel es un órgano complejo, expuesto a diferentes factores externos (como el clima o la temperatura), que participa en la termorregulación, el intercambio de gases, la protección contra los patógenos y posee una función de barrera para mantener una hidratación adecuada. Así que, cuando la piel está seca, su capacidad para ejecutar estas tareas se ve afectada1.

Todo el mundo es susceptible de tener la piel seca, con una frecuencia creciente a medida que envejecemos. Pero, como decíamos, también depende de factores externos, como el clima (un clima seco favorece la aparición de sequedad en la piel), las temperaturas más frías y los lavados repetidos2. De hecho, la piel seca es una afección común que afecta aproximadamente a más de la mitad de las personas que superan cierta edad, como pueden ser los 65 años3-5.

Además, el problema de la sequedad de la piel para nuestra salud se agrava cuando existe de manera acusada, ya que puede estar asociado con inflamación y la presencia de grietas superficiales que causan prurito (picor), escozor y malestar general6-7. 

Causas de la sequedad de la piel

Además de varios de los factores exógenos ya mencionados que se relacionan con la piel seca: climas secos, meses de invierno más fríos y utilización excesiva de productos de higiene agresivos (duchas o baños excesivos)7-8; hay otros factores, como la exposición a diversos álcalis y detergentes, particularmente en pacientes con piel sensible e irritable, que pueden empeorar la capacidad de la piel para mantener la humedad1.

Por otro lado, es interesante subrayar que, aunque la mayoría de los casos de piel seca son causados por exposiciones ambientales, ciertas enfermedades también pueden alterar significativamente la función y la apariencia de la piel. La desnutrición, la insuficiencia renal y las afecciones hereditarias también pueden contribuir a la pérdida de humedad de la piel9.

A continuación, indicamos las posibles causas de piel seca:

  • Clima. En términos generales, la piel es más seca en invierno, debido principalmente a la caída significativa de las temperaturas y los niveles de humedad6-7.
  • Calefacción central y aire acondicionado, estufas de leña, calentadores y chimeneas. Todo esto reduce la humedad ambiental y produce sequedad en la piel. El invierno es un momento donde aumenta la incidencia y la prevalencia de piel seca debido a la baja humedad en el ambiente y los sistemas de calefacción que fuerzan el aire caliente y seco en el hogar o el lugar de trabajo8. Sin embargo, en verano, el aire acondicionado también induce piel seca porque elimina gran parte de la humedad del aire8.
  • Ropa ajustada o vendajes compresivos (por ejemplo, para insuficiencia venosa). La ropa ajustada o la utilización de vendajes compresivos pueden aumentar el riesgo de piel seca e incluso empeorar una piel seca preexistente a través de la fricción abrasiva9.
  • Baños, duchas y natación. Ducharse o bañarse con excesiva frecuencia, especialmente con agua caliente, durante largos períodos rompe las barreras lipídicas de la piel. Cambios similares ocurren con la natación frecuente, particularmente en piscinas con mucho cloro10.
  • Jabones y detergentes fuertes. La piel normal tiene un equilibrio correcto de humedad y aceites y es ligeramente ácida, con un pH de 4,5 a 5,7. Cuando se usan jabones, el pH de la piel puede cambiar. Los jabones desodorantes y antibacterianos suelen ser los más dañinos, al igual que muchos champús, que resecan el cuero cabelludo. Como alternativa, los detergentes producidos sintéticamente pueden ser una mejor opción, ya que su pH puede ajustarse al pH normal de la piel10.
  • Exposición excesiva al sol. El daño de la radiación ultravioleta penetra mucho más allá de la capa superficial de la piel (epidermis); este ocurre en las capas más profundas de la dermis, donde las fibras de colágeno y elastina se descomponen, lo que produce arrugas profundas y piel flácida (elastosis solar). La piel con fotodaño puede parecer seca3,11.
  • Edad. La aparición de piel seca es mayor en personas de edad avanzadao6,7,11-13, pues, a medida que envejecemos, la actividad en las glándulas sebáceas y sudoríparas se reduceo6,7,12,13. Asimismo, hay una diferencia de sexo en la actividad sebácea con el envejecimiento. La actividad sebácea masculina se mantiene, más o menos, estable hasta la octava década, mientras que en las mujeres comienza a caer mucho antes (con la menopausia). Las mujeres de sesenta años tienen solo el 60 % de la actividad sebácea que tenían en la juventud. La disminución continúa durante gran parte de la séptima décadao12,14.

Posibles prácticas para evitar la sequedad de la piel

Actualmente, las estrategias de prevención y cuidado efectivas que se conocen para evitar la sequedad de la piel son limitadaso7. Sin embargo, más comúnmente, se enfatiza la atención al cuidado adecuado de la piel con el uso regular de humectanteso6,7. También es recomendable acudir a un experto para que pueda recomendarte el cuidado adecuado a tu piel.

A este respecto, en el mercado existe una gran cantidad de productos (ver tabla 1), cada uno con diferentes composiciones e indicaciones, por lo que la selección del producto más efectivo para cada caso puede ser difícil. Además, dadas las variaciones fisiológicas interindividuales e interraciales de la piel, un humectante adecuado para un paciente puede no serlo para otroo1,4.

A continuación, exponemos algunas acciones de prevención recomendadas, así como cuicdados para la piel seca:

  • Higiene. Para las personas con piel seca, se recomienda una ducha o baño breve (≤10 minutos). No utilizar agua muy caliente y evitar el uso de geles de ducha, así como aplicar aceites de baño sin perfume con precaución13.
  • Productos del cuidado de la piel. Las personas con piel seca pueden elegir entre una variedad de productos e intervenciones. Después de limpiar su piel y secarla con una toalla suave, pueden aplicarse productos para el cuidado de la piel.
    • Emolientes: cierran las fisuras llenando los espacios alrededor de las áreas de descamación y eliminan los copos de piel adheridos, sellando la humedad en la piel a través de la producción de una barrera oclusiva. Su efecto suaviza la piel6,7.
    • Hidratantes/Humectantes (ver tabla 2): hidratan el estrato córneo mediante un efecto higroscópico (absorben la humedad), aumentando su elasticidad. Un ejemplo de agente humectante es el ácido hialurónico. Se ha observado que los compuestos a base de ácido hialurónico pueden restaurar la hidratación y la elasticidad de la piel15. Además, los protectores solares que contienen ácido hialurónico pueden contribuir a mantener una piel joven, protegiéndola contra los efectos nocivos de las radiaciones ultravioleta, debido a las posibles propiedades del ácido hialurónico de eliminación de radicales libres16-18.

Tabla 1. Diferentes opciones para la prevención y tratamiento de la piel seca. Adaptado de Guenther et al7.

            Categoría                                                        Actividad                                       Ingredientes

Limpiadores

Eliminando contaminantes ambientales y bacterias que causan olores desagradables e infecciones de la piel

Limpiadores detergentes producidos sintéticamente, aceite

Emolientes

Cierre las fisuras cutáneas llenando espacios alrededor de descamación y copos de piel adheridos, sellando la humedad en la piel mediante la producción de una barrera oclusiva; aumentando la plasticidad y suavidad de la piel.

Aceites minerales (por ejemplo, parafina líquida, vaselina), ceras (por ejemplo, lanolina, cera de abejas, carnauba), ésteres de cadena larga, ácidos grasos y mono-, di- y triglicéridos.

Hidratantes/humectantes

Protección y restauración; Hidrata el estrato córneo mediante un efecto higroscópico, aumentando su elasticidad.

Acción queratolítica y antipruriginosa, que proporciona un alivio calmante y nutritivo para la piel seca / con picazón

Combine un humectante con un emoliente, por ejemplo, ácido hialurónico, alfahidroxiácidos, como ácido láctico, ácido glicólico y ácido tartárico, así como urea, glicerina y propilenglicol.

 

Tabla 2. Tipos de agentes hidratantes. Adaptado de Wan et al1.

Clase

Mecanismo de acción

Ejemplos

Humectantes

Atraen y capta agua en el extracto corneo

Glicerina, Sorbitol, Urea, Alfa hidroxiácidos, Azúcares.

Oclusivos

Barrera que previene la pérdida de agua.

Lanolina, Aceite mineral, Siliconas, Óxido de zinc.

Emolientes

Rellenan los espacios existentes entre las células del extracto corneo

Ácido hialurónico, colesterol, ácidos grasos, escualeno.

Factor hidratante natural / proteínas esenciales

Combinación de sustancias de bajo peso molecular que retienen el agua.

Aminoácidos, Amoníaco, Ácido úrico, Glucosamina, Citrato de creatinina, Ácidos orgánicos, Péptidos

ES-JUV-2050135