Back
Piel; rutina facial; tratamientos; ácido hialurónico
Publicado en Jun 15, 2020

Tu rutina facial en 5 pasos

Índice de contenidos
Limpieza
Exfoliación
Hidratación
Protección solar
Maquillaje

 

La piel de nuestro rostro está expuesta continuamente a la radiación solar, el viento, cambios de temperatura etc., que pueden originar cambios en la estructura de la piel que aceleren su envejecimiento. Seguir una rutina facial con la aplicación de ciertos productos puede ayudar a minimizar estas alteraciones de la piel no deseadas. En este artículo, te explicamos los pasos de una posible rutina facial.

1. Limpieza1–3

La piel de nuestro rostro está expuesta continuamente a la radiación solar, el viento, cambios de temperatura etc., que pueden originar cambios en la estructura de la piel que aceleren su envejecimiento. Seguir una rutina facial con la aplicación de ciertos productos puede ayudar a minimizar estas alteraciones de la piel no deseadas. En este artículo, te explicamos los pasos de una posible rutina facial

2. Exfoliación4:

La exfoliación permite retirar las células muertas de la capa más externa de la piel. Normalmente no es necesario exfoliar la piel todos los días; la frecuencia dependerá del tipo de piel y del producto que utilices. Es importante hacerlo de forma correcta y segura para que no se dañe la piel ni provoque un mayor enrojecimiento o brotes de acné. Igualmente, es aconsejable acudir a un dermatólogo para pedir consejo. Para exfoliar la piel aplica el producto exfoliante en el rostro haciendo movimientos circulares durante unos 30 segundos y retirar con agua templada. Recuerda emplear un exfoliante adecuado a tu tipo de piel para evitar irritaciones y saltarte este paso si tu piel está lesionada (si presenta una herida, una quemadura solar, etc.).

3. Hidratación:

Los productos hidratantes sirven para disminuir la aspereza y la descamación de la piel retrasando la pérdida de agua o bien atrayendo la humedad a esta3. Algunos ejemplos de ingredientes hidratantes que pueden contener estos productos son los siguientes: colágeno, ácido hialurónico, ceramidas y algunas vitaminas5. Aplica el producto hidratante (crema, gel-crema, etc.) dos veces al día (mañana y noche) después de la limpieza y/o la exfoliación de la piel3.

4. Protección solar:

La radiación ultravioleta es una de las principales causas del daño cutáneo como la formación de arrugas, falta de elasticidad, pigmentación irregular, etc.3 Por eso, utilizar un producto fotoprotector ayuda a ralentizar el envejecimiento cutáneo y a prevenir enfermedades de piel1. Recuerda aplicarlo unos 30 minutos antes de salir de casa3. También puedes optar por el uso de un producto hidratante que lleve incluido un filtro de protección solar.

5. Maquillaje:

Después de seguir todos estos pasos, puedes maquillarte si lo deseas. Si usas un maquillaje con filtro de protección solar, podrías saltarte el paso anterior3,6. Además de seguir esta rutina para el cuidado facial, existen otros tratamientos complementarios que ayudan a corregir los signos de la edad. A este respecto, los rellenos faciales de ácido hialurónico son uno de los tratamientos más demandados en la actualidad en las clínicas especializadas7. Estos inyectables se introducen bajo la dermis y se dirigen hacia los surcos de las arrugas, con resultados eficientes8 que pueden durar hasta 24 meses9,10. Hay distintos ácidos hialurónicos, y estos se infiltrarán por un profesional en diferentes planos en función del efecto que se quiera conseguir, de forma rápida y sin procedimiento quirúrgico. Durante el tratamiento pueden notarse ciertas molestias en relación al procedimiento. Por ello, pueden tener lugar algunas reacciones leves que suelen resolver en 24-48h11.

ES-JUV-2050114